Comience a escribir para ver los productos...
  • Menu Menu
  • Categorías Categorías

Tu carrito de compras

Cerrar
Menu
close
Comience a escribir para ver los productos...

Ideas para compartir Ideas para compartir

Ideas para compartir Ideas para compartir

Dermatitis asociada a incontinencia Dermatitis asociada a incontinencia

La dermatitis asociada a incontinencia es el daño cutáneo asociado con la exposición a la orina o las heces que causa una incomodidad considerable. Esta condición puede causar malestar, dolor, ardor o comezón en las áreas afectadas. La mayoría de personas que padecen incontinencia experimentarán dermatitis asociada a incontinencia en algún momento u otro. Esto es particularmente común en los adultos mayores.

La incontinencia se refiere a la incapacidad del cuerpo para controlar la eliminación de orina o heces. La dermatitis asociada a incontinencia ocurre cuando la barrera protectora creada por la piel sufre daño por el contacto con estos desechos corporales.

Aunque la dermatitis asociada a incontinencia (DAI) y las úlceras por presión son condiciones clínica y patológicamente diferentes, diferenciarlas sigue siendo un gran desafío para los profesionales de la salud.

Un número significativo de personas de la tercera edad que viven en residencias de ancianos tienen el potencial de desarrollar dermatitis asociada a incontinencia. Es especialmente relevante que los residentes o pacientes con incontinencia están en riesgo de desarrollar DAI, pero aquellos con incontinencia mixta son los más vulnerables.

ARTÍCULO RELACIONADO: Lohmann & Rauscher, experiencia, fiabilidad e innovación

Adulto mayor con dermatitis asociada a incontinencia urinaria con enfermera: Le Roy

Daño cutáneo por incontinencia

La exposición a las bacterias de la orina o las heces puede provocar síntomas dolorosos como ardor y comezón. La dermatitis asociada a incontinencia afecta principalmente el área alrededor de los genitales, los muslos y el abdomen.

El familiar del paciente o el adulto mayor con incontinencia urinaria o fecal debe consultar a un médico especialista para que pueda examinar cualquier área de la piel que pueda estar dañada. Un profesional ayudará a determinar cómo manejar y tratar mejor la incontinencia y la dermatitis asociada. En la mayoría de los casos, la DAI es temporal y desaparecerá con tratamiento.

La piel sana funciona como una barrera entre los ambientes externos e internos de su cuerpo. La DAI puede erosionar esta barrera y causar síntomas graves e incómodos.

Los signos relevantes que pueden indicar que un adulto mayor o cualquier persona tiene dermatitis asociada a incontinencia incluyen:

● Enrojecimiento que va del rosa claro al rojo oscuro, según el tono de la piel
● Parches de inflamación o un área grande y continua de inflamación
● Piel cálida y firme
● Lesión
● Dolor o sensibilidad
● Ardor
● Comezón

El daño cutáneo debido a la dermatitis por incontinencia incluye las siguientes partes corporales:

● Periné
● Pliegues labiales genitales (en mujeres)
● Ingle (en hombres)
● Nalga
● Hendidura glútea
● Muslos superiores
● Abdomen bajo

La gravedad de los síntomas del paciente dependerá de varios factores que incluyen:

● La condición del tejido de la piel afectado
● Salud y nutrición en general
● Exposición a alérgenos

Si el adulto mayor tiene incontinencia mixta, lo cual lo hace más propenso a tener fugas o accidentes, también puede experimentar una dermatitis asociada más grave. Esto se debe a que su piel está expuesta con mayor frecuencia a la orina y las heces.

Mujer adulto mayor con dermatitis asociada a incontinencia recibiendo asesoría de enfermera especializada

Úlceras por presión vs. lesiones por dermatitis asociada a incontinencia

Una diferencia esencial entre las lesiones por DAI y las úlceras por presión es que la dermatitis por incontinencia urinaria o fecal no causa una lesión cutánea de espesor total (a menos que se complique por una infección). Adicionalmente, mientras que la dermatitis asociada a incontinencia consiste en lesiones que se desarrollan de arriba hacia abajo, primero se presentan como piel intacta enrojecida y luego progresan a ampollas y pérdida de tejido epidérmico.

Por otro lado, las úlceras por presión se desarrollan de abajo hacia arriba. Estas heridas crónicas ocurren dentro del tejido profundo y progresan hacia la superficie de la piel.

A diferencia de las úlceras por presión, las áreas de la piel afectadas por la dermatitis asociada a incontinencia tienen márgenes más irregulares y difusos en los lugares expuestos a la orina y las heces.

Cómo prevenir la dermatitis asociada a incontinencia (DAI)

Identifica y trata la causa de la incontinencia. Hasta que se resuelva la incontinencia, la piel debe cuidarse con productos recomendados por el profesional de la salud. La lesión por lo general debe protegerse del exceso de humedad y bacterias.

Después del diagnóstico de dermatitis asociada a incontinencia o de determinar el riesgo del paciente a desarrollar la condición, se debe revisar la piel con regularidad. Es fundamental estar atento a los cambios en el color o la integridad de la piel cada vez que se brinde atención.

Para alguien que tiene incontinencia se recomienda limpiar suavemente la piel con jabón o esponja jabonosa con un pH balanceado (4.5 - 5.5 pH de piel normal).

La limpieza regular y la apropiada higiene corporal son fundamentales para evitar el crecimiento de niveles elevados de patógenos infecciosos como Staphylococcus aureus o Candida albicans, que contribuyen al desarrollo y a la gravedad de la dermatitis asociada a incontinencia.

El paciente con incontinencia debe usar emolientes y agentes tópicos para la piel que suavizan y alivian la irritación, pero que no agregan exceso de agua a la piel. Finalmente, se debe evitar los productos con concentraciones fuertes de humectantes como urea, glicerina, ácidos alfa hidroxílicos y ácido láctico, pues tienden a retener agua en la piel.

En muchos casos, la dermatitis en personas con incontinencia es causada por un aumento en el nivel de pH de la piel. También por la creación de amoníaco debido a la orina y las heces, así como la erosión de la piel por bacterias que descomponen las proteínas en las células productoras de queratina.

Puede ser necesario aplicar un protector cutáneo para evitar lesiones por episodios futuros de incontinencia. La aplicación de productos protectores para lesiones de la piel también puede ayudar a prevenir otras heridas como úlceras por presión y desgarros cutáneos.

Es importante un posicionamiento adecuado del paciente mediante el desarrollo de un programa de giro individualizado. En especial para pacientes adultos mayores en cama con alto riesgo de lesiones por presión o dermatitis asociada a incontinencia debido a la movilidad limitada.

La dermatitis asociada a incontinencia es el daño cutáneo asociado con la exposición a la orina o las heces que causa una incomodidad considerable. Esta condición puede causar malestar, dolor, ardor o comezón en las áreas afectadas. La mayoría de personas que padecen incontinencia experimentarán dermatitis asociada a incontinencia en algún momento u otro. Esto es particularmente común en los adultos mayores.

La incontinencia se refiere a la incapacidad del cuerpo para controlar la eliminación de orina o heces. La dermatitis asociada a incontinencia ocurre cuando la barrera protectora creada por la piel sufre daño por el contacto con estos desechos corporales.

Aunque la dermatitis asociada a incontinencia (DAI) y las úlceras por presión son condiciones clínica y patológicamente diferentes, diferenciarlas sigue siendo un gran desafío para los profesionales de la salud.

Un número significativo de personas de la tercera edad que viven en residencias de ancianos tienen el potencial de desarrollar dermatitis asociada a incontinencia. Es especialmente relevante que los residentes o pacientes con incontinencia están en riesgo de desarrollar DAI, pero aquellos con incontinencia mixta son los más vulnerables.

ARTÍCULO RELACIONADO: Lohmann & Rauscher, experiencia, fiabilidad e innovación

Adulto mayor con dermatitis asociada a incontinencia urinaria con enfermera: Le Roy

Daño cutáneo por incontinencia

La exposición a las bacterias de la orina o las heces puede provocar síntomas dolorosos como ardor y comezón. La dermatitis asociada a incontinencia afecta principalmente el área alrededor de los genitales, los muslos y el abdomen.

El familiar del paciente o el adulto mayor con incontinencia urinaria o fecal debe consultar a un médico especialista para que pueda examinar cualquier área de la piel que pueda estar dañada. Un profesional ayudará a determinar cómo manejar y tratar mejor la incontinencia y la dermatitis asociada. En la mayoría de los casos, la DAI es temporal y desaparecerá con tratamiento.

La piel sana funciona como una barrera entre los ambientes externos e internos de su cuerpo. La DAI puede erosionar esta barrera y causar síntomas graves e incómodos.

Los signos relevantes que pueden indicar que un adulto mayor o cualquier persona tiene dermatitis asociada a incontinencia incluyen:

● Enrojecimiento que va del rosa claro al rojo oscuro, según el tono de la piel
● Parches de inflamación o un área grande y continua de inflamación
● Piel cálida y firme
● Lesión
● Dolor o sensibilidad
● Ardor
● Comezón

El daño cutáneo debido a la dermatitis por incontinencia incluye las siguientes partes corporales:

● Periné
● Pliegues labiales genitales (en mujeres)
● Ingle (en hombres)
● Nalga
● Hendidura glútea
● Muslos superiores
● Abdomen bajo

La gravedad de los síntomas del paciente dependerá de varios factores que incluyen:

● La condición del tejido de la piel afectado
● Salud y nutrición en general
● Exposición a alérgenos

Si el adulto mayor tiene incontinencia mixta, lo cual lo hace más propenso a tener fugas o accidentes, también puede experimentar una dermatitis asociada más grave. Esto se debe a que su piel está expuesta con mayor frecuencia a la orina y las heces.

Mujer adulto mayor con dermatitis asociada a incontinencia recibiendo asesoría de enfermera especializada

Úlceras por presión vs. lesiones por dermatitis asociada a incontinencia

Una diferencia esencial entre las lesiones por DAI y las úlceras por presión es que la dermatitis por incontinencia urinaria o fecal no causa una lesión cutánea de espesor total (a menos que se complique por una infección). Adicionalmente, mientras que la dermatitis asociada a incontinencia consiste en lesiones que se desarrollan de arriba hacia abajo, primero se presentan como piel intacta enrojecida y luego progresan a ampollas y pérdida de tejido epidérmico.

Por otro lado, las úlceras por presión se desarrollan de abajo hacia arriba. Estas heridas crónicas ocurren dentro del tejido profundo y progresan hacia la superficie de la piel.

A diferencia de las úlceras por presión, las áreas de la piel afectadas por la dermatitis asociada a incontinencia tienen márgenes más irregulares y difusos en los lugares expuestos a la orina y las heces.

Cómo prevenir la dermatitis asociada a incontinencia (DAI)

Identifica y trata la causa de la incontinencia. Hasta que se resuelva la incontinencia, la piel debe cuidarse con productos recomendados por el profesional de la salud. La lesión por lo general debe protegerse del exceso de humedad y bacterias.

Después del diagnóstico de dermatitis asociada a incontinencia o de determinar el riesgo del paciente a desarrollar la condición, se debe revisar la piel con regularidad. Es fundamental estar atento a los cambios en el color o la integridad de la piel cada vez que se brinde atención.

Para alguien que tiene incontinencia se recomienda limpiar suavemente la piel con jabón o esponja jabonosa con un pH balanceado (4.5 - 5.5 pH de piel normal).

La limpieza regular y la apropiada higiene corporal son fundamentales para evitar el crecimiento de niveles elevados de patógenos infecciosos como Staphylococcus aureus o Candida albicans, que contribuyen al desarrollo y a la gravedad de la dermatitis asociada a incontinencia.

El paciente con incontinencia debe usar emolientes y agentes tópicos para la piel que suavizan y alivian la irritación, pero que no agregan exceso de agua a la piel. Finalmente, se debe evitar los productos con concentraciones fuertes de humectantes como urea, glicerina, ácidos alfa hidroxílicos y ácido láctico, pues tienden a retener agua en la piel.

En muchos casos, la dermatitis en personas con incontinencia es causada por un aumento en el nivel de pH de la piel. También por la creación de amoníaco debido a la orina y las heces, así como la erosión de la piel por bacterias que descomponen las proteínas en las células productoras de queratina.

Puede ser necesario aplicar un protector cutáneo para evitar lesiones por episodios futuros de incontinencia. La aplicación de productos protectores para lesiones de la piel también puede ayudar a prevenir otras heridas como úlceras por presión y desgarros cutáneos.

Es importante un posicionamiento adecuado del paciente mediante el desarrollo de un programa de giro individualizado. En especial para pacientes adultos mayores en cama con alto riesgo de lesiones por presión o dermatitis asociada a incontinencia debido a la movilidad limitada.

Escribe un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

AVISO IMPORTANTE


Le Roy no se hace responsable de los productos adquiridos mediante terceros en sitios no oficiales o mediante alguna red social.
Reiteramos nuestro compromiso con nuestros consumidores poniendo a su disposición los siguientes métodos de contacto:

Llámanos 800 753 7697
Correo electrónicocgarcia@leroy.com.mx

AVISO IMPORTANTE


Le Roy no se hace responsable de los productos adquiridos mediante terceros en sitios no oficiales o mediante alguna red social.
Reiteramos nuestro compromiso con nuestros consumidores poniendo a su disposición los siguientes métodos de contacto:

Llámanos 800 753 7697
Correo electrónicocgarcia@leroy.com.mx

Contáctenos para ser canalizado con alguno
de nuestros ejecutivos y tenga la atención que merece.
Contáctenos para ser canalizado con alguno
de nuestros ejecutivos y tenga la atención que merece.

#title#

#price#
×