Comience a escribir para ver los productos...
  • Menu Menu
  • Categorías Categorías

Tu carrito de compras

Cerrar
Menu
close
Comience a escribir para ver los productos...

Ideas para compartir Ideas para compartir

Ideas para compartir Ideas para compartir

Para qué sirven las gasas parafinadas Para qué sirven las gasas parafinadas

Las gasas parafinadas son apósitos estériles con un tejido abierto (malla). Son un tejido de algodón 100% absorbente impregnado en parafina blanda y blanca, para facilitar los cambios de apósito. Se utiliza como apósito primario y su principal función es brindar humedad a la herida, por lo que tiene nula adherencia a los tejidos y eso permite el libre paso del exudado al apósito secundario. Además es un apósito no alergénico.

Principales características y beneficios de las gasas parafinadas

• Brindan humedad 

• Oxigenación adecuada

• Favorecen la cicatrización

• Ungüento con base neutra

• Baja sensibilidad 

• Aceleran el proceso de epitelización

• No se adhieren a la herida

En qué áreas se pueden utilizar 

• En áreas de injerto

• Dadores de tejido

• Laceraciones

• Ampollas

• Heridas superficiales 

• Quemaduras tipo A (leves)

• Úlceras de grado 2 y 3

Las gasas parafinadas existen en distintos tipos de tamaños y pueden utilizarse sin problema alguno con los medicamentos o antibióticos que se hayan recetado. También se pueden usar aunque no se esté bajo tratamiento, empero en ese caso se recomienda que sea en heridas con baja probabilidad de infección.

Gasas parafinadas Lohmann & Rauscher

Para que el proceso de recuperación de la herida sea más rápido, éstas se deben de mantener en un ambiente húmedo, ya que puede ayudar a acelerar el proceso de regeneración de la piel, aliviar el dolor y ayudar a la pronta recuperación.

En el caso de quemaduras, solo se deben de utilizar si son de primer grado. Se debe acudir al médico en caso de que estén infectadas, hayan sido provocadas por agentes químicos o eléctricos, no haber sanado en un periodo de 15 días o si se encuentran en la cara, cuello manos o en una articulación.

Es importante en cualquier caso ir al médico para poder manejar la herida correctamente y evitar cualquier otra complicación.
Curación herida 

ARTÍCULO RELACIONADO: Guía para la selección de apósitos

Cómo aplicar una gasa parafinada

1. Seleccionar el tamaño del apósito dependiendo del tamaño de la herida.
2. Prepara la herida y asegúrate de que la piel alrededor de ella esté seca.
3. Coloca el apósito sobre la herida con ayuda de pinzas.
4. Cubrir la gasa parafinada con un apósito secundario. De ser necesario, aplicar otro recubrimiento secundario, como un vendaje de compresión.
5. Retira con cuidado los recubrimientos secundarios y la gasa parafinada.

    La frecuencia en la que se debe cambiar la gasa parafinada depende de los cuidados que esté teniendo la herida y la gravedad que presente. Sin embargo, se puede dejar hasta siete días.

    Las gasas parafinadas son apósitos estériles con un tejido abierto (malla). Son un tejido de algodón 100% absorbente impregnado en parafina blanda y blanca, para facilitar los cambios de apósito. Se utiliza como apósito primario y su principal función es brindar humedad a la herida, por lo que tiene nula adherencia a los tejidos y eso permite el libre paso del exudado al apósito secundario. Además es un apósito no alergénico.

    Principales características y beneficios de las gasas parafinadas

    • Brindan humedad 

    • Oxigenación adecuada

    • Favorecen la cicatrización

    • Ungüento con base neutra

    • Baja sensibilidad 

    • Aceleran el proceso de epitelización

    • No se adhieren a la herida

    En qué áreas se pueden utilizar 

    • En áreas de injerto

    • Dadores de tejido

    • Laceraciones

    • Ampollas

    • Heridas superficiales 

    • Quemaduras tipo A (leves)

    • Úlceras de grado 2 y 3

    Las gasas parafinadas existen en distintos tipos de tamaños y pueden utilizarse sin problema alguno con los medicamentos o antibióticos que se hayan recetado. También se pueden usar aunque no se esté bajo tratamiento, empero en ese caso se recomienda que sea en heridas con baja probabilidad de infección.

    Gasas parafinadas Lohmann & Rauscher

    Para que el proceso de recuperación de la herida sea más rápido, éstas se deben de mantener en un ambiente húmedo, ya que puede ayudar a acelerar el proceso de regeneración de la piel, aliviar el dolor y ayudar a la pronta recuperación.

    En el caso de quemaduras, solo se deben de utilizar si son de primer grado. Se debe acudir al médico en caso de que estén infectadas, hayan sido provocadas por agentes químicos o eléctricos, no haber sanado en un periodo de 15 días o si se encuentran en la cara, cuello manos o en una articulación.

    Es importante en cualquier caso ir al médico para poder manejar la herida correctamente y evitar cualquier otra complicación.
    Curación herida 

    ARTÍCULO RELACIONADO: Guía para la selección de apósitos

    Cómo aplicar una gasa parafinada

    1. Seleccionar el tamaño del apósito dependiendo del tamaño de la herida.
    2. Prepara la herida y asegúrate de que la piel alrededor de ella esté seca.
    3. Coloca el apósito sobre la herida con ayuda de pinzas.
    4. Cubrir la gasa parafinada con un apósito secundario. De ser necesario, aplicar otro recubrimiento secundario, como un vendaje de compresión.
    5. Retira con cuidado los recubrimientos secundarios y la gasa parafinada.

      La frecuencia en la que se debe cambiar la gasa parafinada depende de los cuidados que esté teniendo la herida y la gravedad que presente. Sin embargo, se puede dejar hasta siete días.

      Escribe un comentario

      Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

      AVISO IMPORTANTE


      Le Roy no se hace responsable de los productos adquiridos mediante terceros en sitios no oficiales o mediante alguna red social.
      Reiteramos nuestro compromiso con nuestros consumidores poniendo a su disposición los siguientes métodos de contacto:

      Llámanos 800 753 7697
      Correo electrónicocgarcia@leroy.com.mx

      AVISO IMPORTANTE


      Le Roy no se hace responsable de los productos adquiridos mediante terceros en sitios no oficiales o mediante alguna red social.
      Reiteramos nuestro compromiso con nuestros consumidores poniendo a su disposición los siguientes métodos de contacto:

      Llámanos 800 753 7697
      Correo electrónicocgarcia@leroy.com.mx

      Contáctenos para ser canalizado con alguno
      de nuestros ejecutivos y tenga la atención que merece.
      Contáctenos para ser canalizado con alguno
      de nuestros ejecutivos y tenga la atención que merece.

      #title#

      #price#
      ×